10 de abril de 2009

Estoy verde

Si, como Charly, como la plantilla de este blog. Tengo una tremenda pataleta al hígado que desde hace unos días solo me permite comer alguna pechuguita a la plancha, un purecito desabrido, te, una sopita. Comida para enfermos, bah.
El caso es que no estoy cocinando nada nuevo ni interesante que merezca ser posteado acá, pero en cuanto me recupere, ya van a ver! Mientras me pongo bien, acepto sugerencias, para ir buscando recetas y preparando mi propa versión para publicar luego. También recomiendo un montón de buenas recetas que hay acá abajo.
Ahora los voy a dejar, porque tengo que ir a tomarme un botellón de hepatalgina.

4 comentarios:

Ili dijo...

Si a la pechuguita a la plancha,la condimenta bien, pero suave, y la come con calabaza al vapor en vez de hervida no está tan mal.

y bueno... bastante habrá comido /bebido previamente para llegar a ese estado calamitoso...

Por cierto recetas, por este lado solo le puedo recomendar postres.

Saludos,

Ana No Duerme dijo...

MMM... LA PECHUGUITA Y EL PURE NO ES TAN DE ENFERMO, PERO TODOS LOS DIAS ES UN EMBOLE. QUE TE MEJORES!

Ana No Duerme dijo...

ahhh... ahora viendo el salame de chocolate de abajo entiendo por que estas con una pataleta!!!!

Dorian dijo...

si seguís mal del hígado: una taza de manzanilla bien fuerte con medio limón (de última un poco de miel para que no sea violenta); o una buena carqueja (hacete un litro y te la tomás durante el día). Cancelá chocolate, café, mate, crema durante un par de días, y metete algunas hojas verdes (pero no de las de fumar!). Vas a ver que enseguida depurás.
Ah, y mucha, pero mucha agua mineral, claro.
saludos